sábado, 18 de junio de 2022

DOS MODELOS DE ESPAÑA CONTRAPUESTOS.

 


Siempre he considerado que el debate sobre el marco autonómico que nos corresponde a los leoneses trasciende lo que pueda ser la defensa de una autonomía leonesa. En ese sentido habría que enmarcarlo en lo que sería dos modelos de lo que se entiende por España. Es lo que trataré de explicar en este artículo.

Hay un modelo que se impulsa desde Valladolid y que puede tener su último reflejo en la colección “municipalismo” que promueve El Norte de Castilla. En el ámbito autonómico vendría a ser un modelo en el que esta autonomía se configura alrededor de Valladolid y el resto son “municipios” que orbitan sobre ese eje central. En esa línea se potencia destruir las identidades regionales tanto de la Región Leonesa como de la castellana. No se promueven los conceptos de Región sino (como se indica el propio título de la colección) el de “los municipios”. Claro esa propuesta nace de quién podría considerarse que menos identidad regional tiene. Valladolid fue fundada por un conde leonés y perteneció unos años a la Región Leonesa y muchos más a la Región Castellana. Hay que decir que si Valladolid es “El Norte de Castilla” (como indica el propio impulsor de esa colección) todo lo que está al norte de Valladolid diría que reconoce que “no es Castilla”.

La presentación de la cuarta edición de esa colección estaba auspiciada tanto por el actual alcalde socialista como también por el anterior del PP. En ello se pone de manifiesto que la defensa de ese modelo no estaba vinculada a un determinado espectro ideológico sino más bien es propio de la ciudad vallisoletana. Curiosamente unen el concepto “municipalismo” (título de la colección) con el de “memoria viva de Castilla y León” (título de esa 4ª edición).

En la presentación de esa edición Enrique Berzal afirma que “tenemos el privilegio de que nuestra historia es la de España”. Es decir se promueve una cierta identificación de España con Castilla. Podría decir que esa España excluyente viene a coincidir en gran medida con la que se difunde desde las posiciones independentistas. Sería algo así como “si España es Castilla y yo no soy castellano entonces tampoco soy español”. No comparto para nada ese modelo excluyente que tanto nos perjudica. Frente a ello, está el modelo leonés de España . El mismo se refleja muy bien en el Regnum Imperium Leonés. Alfonso Sánchez Candeira gran estudioso de este nos dice:  El regnum imperium leonés es como organismo político unificador, verdadero superestado encaminado a crear una unidad por encima del particularismo representado por los diversos reinos que dentro de él conservaban su independencia”. Es decir es una “unidad en la pluralidad”. Se reafirma una unidad  pero desde el respeto a la diversidad territorial .Diría que es un modelo opuesto al de aquellos que confunden Castilla con España o Madrid con España (como Ayuso).

El modelo que en Valladolid se defiende en esa colección tiene unos referentes militares. En la propia conferencia se alude a reconquista, a la guerra de la independencia o al Cid Campeador. Es un signo más de ese concepto de la España uniforme y “de uniforme” que se defiende.

Pero si vamos a los referentes leoneses podríamos decir que son muy diferentes. En la Región Leonesa “presumimos” de Las Cortes de 1.188 que la Unesco reconoce como Cuna del Parlamentarismo, de los Fueros de León, de los concejos…. Es decir aquí las referencias son de tipo político y no militar. Es el Reino que se preocupa más del ámbito cultural (creación de las primeras universidades de España) y político.

Para Enrique Berzal presentador de esa colección “no somos de destacar nuestra identidad”. Algo que apostilla el alcalde de Valladolid cuando dice “sigue siendo necesario hacer Comunidad”. Pero claro una vez más confunden lo que puede ocurrir en Valladolid con lo que pasa en otros territorios de esta Comunidad. En León si existe un importante sentimiento de identidad. Queda reflejado en muchos ámbitos, trasciende a los partidos y supone unas importantes movilizaciones sociales. Pero es que en Valladolid no se quieren enterar de que en esta Comunidad hay 2 Regiones con 2 identidades distintas. Lo que no existe es una identidad como castellano-leoneses a pesar de los muchísimos millones de euros del erario público que se ha utilizado para promocionarla. Diría que tratan de destruir la identidad regional promoviendo la identidad municipal.

Creo que la unidad se logra desde el reconocimiento de la pluralidad. No es menos español el kaiku o la barretina que la bata de cola. Los modelos uniformizadores no son precisamente los que promueven la unidad de España. Hay que recordar que Martin Villa cuando fue Ministro de Administración Territorial construye Castilla y León a modo de dique de contención de los nacionalismos vascos y catalanes. Hoy podrían quedar muy pocas dudas de que tampoco como dique de contención ha funcionado. Habría que recordarle que no es posible sumar 6 peras y 3 caballos.

jueves, 9 de junio de 2022

RAFAEL NADAL EN LEÓN.

 


         Quiere ser este artículo un recuerdo al torneo de tenis que Rafael Nadal disputo en León y también un pequeño homenaje a un deportista al que admiro por sus valores personales por encima incluso de lo que es como deportista.

            Fue en el año 2004, en ese momento Rafa Nadal contaba con 18 años. Disputó el primer Master Tenis Ciudad de León (y hasta la fecha también el único). Es indudable que en la celebración de ese evento tuvo que ver que el entonces alcalde era un gran aficionado al tenis. Ello era así, hasta el punto de que popularmente se le conocía como “Paco raquetas”. Sin embargo aún cuando ese alcalde fue el promotor del torneo, no fue el que estuvo ni en la entrega de premios ni en los actos asociados a ese evento. Había sido sustituido como alcalde antes de empezar el torneo por Mario Amilivia.

            En ese torneo también participaron Carlos Moya (que es actualmente el entrenador de Nadal), Albert Costa (que entre otras muchas cosas fue capitán de la Copa Davis en el 2008 y 2011 en el que España ganó el título). Feliciano López (que sigue en activo y es el director del Master de Madrid). Fernando Verdasco (también en activo y que durante bastantes años ha estado en los equipos de España de la Copa Davis contribuyendo de manera destacada a ganar ese torneo en el 2008). Por último también estaba un tenista de Zamora David Sánchez (que llegó a estar entre los 50 primeros clasificados de la ATP).

            Cuando estos tenistas llegaban a León acababan de ganar la Copa Davis a Estados Unidos. Concretamente el triunfo español en Sevilla fue el 5 de diciembre de ese año y el torneo en León se celebraba entre el 10 y el 12 de ese mismo mes. Dos de los jugadores que acababan de ganar esa Copa Davis (Moya y Nadal) jugaban también este torneo en León. Con ese motivo tuvieron una recepción de homenaje en el Ayuntamiento.

            Con 18 años en ese momento Rafael Nadal ni siquiera era cabeza de serie (lo eran Carlos Moya y Feliciano López) por lo que tuvo que ganar a David Sánchez para pasar a semifinales y disputarlas con el que es su actual entrenador Carlos Moya. La otra semifinal fue entre Verdasco y Feliciano López. A Rafael Nadal en el folleto correspondiente se le denominaba “el niño prodigio de la ATP”. Ya entonces prometía mucho, pero tal vez ni el mismo pensaba que 18 años después conquistaría nada menos que 14 Roland Garros y 22 títulos de Grand Sland.

            Yo tuve el placer de ver esos partidos. Se jugaron en el Palacio de Deportes en una pista acondicionada pero que era muy rápida. Desde luego no era la que mejor convenía a las características del tenista de Manacor.

            En las semifinales cayeron los dos cabezas de serie. Nadal eliminó al que hoy es su entrenador (Carlos Moya) y Verdasco a Feliciano López.

            Así la final fue entre Nadal y Fernando Verdasco. El partido lo termino ganando Nadal por un apretado 7-6 y 7-5. Así que Nadal en su grandísima colección de títulos también tiene del Master de Tenis Ciudad de León.

            Más aún que los títulos que ha ganado, lo que hace grande a Nadal son sus valores . Su capacidad de superación de las dificultades. Su lucha y esfuerzo. Su deportividad en la que en todos sus años de carrera nunca se le ha visto un mal gesto. Es también la persona que apuesta por que se desarrolle en su tierra una gran escuela de tenis. La que huye de la parafernalia y se refugia en su núcleo familiar. Es el que ha tenido como entrenador a su tío, el que tiene como mujer a la amiga de su hermana. En fin, es un ejemplo en muchísimas cosas. Además creo que esos ejemplos de vida son especialmente necesarios en estos momentos.

            Como ya se habrá podido apreciar yo soy uno de sus millones de admiradores. He podido verle en directo hasta en 15 ocasiones (de las que ha ganado 12 y perdido 3). En todas ellas he podido disfrutar de su tenis y de su saber estar.

            Este artículo ha querido rescatar del recuerdo esa su presencia en un torneo en la ciudad de León y con ello sumarme al homenaje a este grandísimo campeón.

martes, 10 de mayo de 2022

UNA AUTONOMÍA IMPUESTA.

 


         En el año 1982 se publicó mi libro “el proceso autonómico leonés”. Posteriormente en el año 2014 fue reeditado a modo de trilogía conjuntamente con el de “la identidad leonesa” y “la personalidad leonesa”.

            El objetivo del libro que hace 40 años se publicaba era  dejar un testimonio de lo que había sido ese proceso. Por ello abundan las citas que dificultan su lectura pero avalan lo que allí se dice. No buscaba un libro que fuera fácil de leer sino más bien uno que quedase como fiel testimonio de lo que había sido ese proceso.

            A pesar de haber publicado 6 libros nunca me he considerado escritor. A mi modo de ver no todos los que escribimos libros nos podemos calificar de escritores. Simplemente soy un sociólogo que trata de mostrar a la ciudadanía unas opiniones y unos contenidos.

            Así por ejemplo en ese libro se recoge que en la reunión de Unión de Centro Democrático (UCD) de julio de 1979 se decía “el régimen de las Comunidades Autónomas son un derecho para acceder al autogobierno, cuya titularidad puede corresponder incluso a las provincias aisladas, siempre y cuando tengan «entidad regional histórica»”. Y en esa misma reunión Martín Villa afirmaba “todas las decisiones que afecten a la autonomía tienen que proceder de la voluntad popular”. Para aquellos que quieran comprobar la veracidad de esas afirmaciones se indica a que puedan consultarlas en la prensa de la época (19-9-1979).

            Ya ven la discrepancia que se daba entre lo que se “decía” y lo que luego “se hacía”. Por eso hay un ocultamiento interesado de todos estos hechos. Hay que recordar que UCD termina desapareciendo y sus restos desembocaron en lo que hoy es el PP.

            Les doy otro dato que también creo interesante. En 1983 la Junta de Castilla y León encarga un estudio a la empresa Sofemasa. En las conclusiones de dicho estudio se reconoce que “los leoneses tienen un sentimiento muy notorio de ser una entidad con una identidad propia, bien diferenciada de la castellana. El rechazo que manifiestan los entrevistados leoneses no es tanto hacia el hecho autonómico en sí, como hacia la autonomía conjunta” (Diario de León 20 de enero de 1983). Ya ven esto lo dice un estudio que en su momento había encargado la propia Junta. Tenían claro que esta era una autonomía impuesta, pero tampoco les importaba que fuera así.

            La ciudadanía leonesa se ha manifestado de forma reiterada en la calle en sentido contrario a este marco autonómico. Lo hizo desde el principio y lo sigue haciendo 40 años después. Son manifestaciones que se reconocen como las mayores que se han dado en la historia leonesa. Sin embargo a veces los medios dan más relevancia a lo que hacen 5 personas que se manifiestan desnudas que a 90.000 que lo hacen de modo pacífico en las calles. Es el impacto de la imagen. No recuerdo ni un solo acto de apoyo a la integración leonesa en el marco autonómico de Castilla y León.

            Hay que tener en cuenta que también a nivel institucional se ha dado un rechazo a este marco autonómico. Cuando UCD desaparece sus cargos leoneses tratan de dar marcha atrás en sus acuerdos. Ya no sienten la obligación de respaldar las tesis de Martin Villa como Ministro de Administración Territorial. Así el 13 de enero de 1983 se aprueba por 20 votos a favor y sólo 4 contrarios un texto que en su artículo primero decía “se acuerda dejar sin efecto el adoptado en sesión del dieciséis de abril de mil novecientos ochenta, que suponía la iniciación del proceso autonómico”. Hay que recordar que casi 40 años después estamos en las mismas y son muchos los Ayuntamientos que rechazan la integración en Castilla y León. También hay que decir que ya en este momento esos Ayuntamientos representan a más de la mitad de la población leonesa. Por otra parte los partidarios de seguir en este marco autonómico son tanto a nivel institucional como social una absoluta minoría. Diríamos que la población se viene a dividir entre los que apuestan por una autonomía leonesa y los que no se pronuncian.

            En esta misma línea recordamos la última encuesta realizada por 40DB y publicada por El País en las que afirmaba que el 56.3% de los leoneses era partidario de una autonomía propia, el 17.5% quería seguir en Castilla y León y el 26.2 prefería no contestar. Es decir el diferencial entre partidarios de una autonomía leonesa y contrarios era de 38.8 puntos.

            Luis Soto que fue uno de los dos Diputados de UCD que no dio su voto afirmativo  (se abstuvo) a una autonomía leonesa afirma en declaraciones de 1983: “el sentimiento, la aspiración de todos los componentes de la Diputación, así como la mayoría de mujeres y hombres de El Bierzo, era el de optar por León sólo, lo que así se manifestó en la primera encuesta realizada a los Ayuntamientos”.

            Los datos son contundentes y no creo que haya demasiadas dudas de que estamos en un marco autonómico impuesto contra la voluntad de los leoneses. Esa imposición está causando un importante deterioro tanto a nivel económico como social. No creo que lo mejor sea permanecer en una autonomía que ni ahora ni nunca se ha deseado.

jueves, 5 de mayo de 2022

LEÓN, LA BOTELLA MEDIO LLENA.

 

LEÓN, LA BOTELLA MEDIO LLENA.

            En mi opinión los leoneses tenemos una cierta tendencia a ver “la botella media vacía”. La verdad es que motivos no nos faltan. Además considero que tampoco es cuestión de callarse ante las injusticias y asistir impasibles al deterioro social y económico. Vamos, que quejarse está bien. Sin embargo tal vez también es necesario ver lo que son nuestras potencialidades aunque sólo sea de vez en cuando.

            Les confieso que la inspiración de este artículo ha sido cuando el ver un el periódico este titular “El Amaren de Bilbao elegido entre los mejores restaurantes de carne del mundo”.  Y ello ha sido por cuanto en el World’s 101 Best Steak el Amaren de Bilbao ocupa el puesto 87. Es sin duda todo un éxito el ser el número 87 entre los 101 mejores restaurantes de carne del mundo. Así que muy bien por destacarlo.

            Pero claro es que en esa misma noticia se dice que el restaurante leonés de El Capricho ocupa el puesto 9. Convendrán conmigo que el puesto 9 es bastante mejor que el 87. Bueno también pueden coincidir en que siendo mejor el 9 sin embargo tiene más impacto en los medios el que ocupa el 87.

            Pero es que además en ese listado tan sólo aparecen 4 restaurantes en España. El que ocupa la mejor posición es El Capricho  y además a una notable distancia del resto. Así en esa prestigiosa lista El Capricho ocupa el puesto 9 , le siguen Casa Julián en Tolosa con el 23, Leña Marbella (de Dani García ) en el 85 y el citado Amaren de Bilbao en el 87.

            Esto me ha llevado a pensar que pocas veces destacamos lo que son nuestros puntos fuertes. Ello supone, como en este caso, que se da más publicidad a ser el 87 que a ocupar el puesto 9.

            Hay una canción leonesa que dice “la cuba de buen vino no necesita bandera”. No estoy de acuerdo con esa filosofía y menos en los tiempos que corren. No basta con “tener buen vino” o “tener buenas razones”, hay que conseguir trasmitir que eso es así. Uno lleva muchos años escribiendo en clave leonesista. Hace 44 años que se publicó mi primer artículo en un periódico (¡casi nada!). Podría decir que en todos esos años apenas ha existido debate con otras personas que opinan diferente. El tema por tanto no era tanto “ganar” ese debate como el “llegar” a las personas que les pudiera interesar tus opiniones. Es decir es una lucha contra el silencio, mucho más que un debate sobre argumentos.

            En esa positividad habrá que analizar lo que son nuestros puntos fuertes y analizar los mecanismos que permitan que se puedan desarrollar. Sabemos que hay administraciones que más que facilitar esa labor (cosa que deberían) más bien ponen dificultades para hacerlo. Por eso mismo habrá que aprender a trabajar “sin la Junta” y no sólo “contra la Junta” (sin por ello dejar la denuncia de lo que se  considera injusto o discriminatorio).

            Creo que la evolución social va por el camino de que el principal activo de cualquier sociedad es el conocimiento y también el comportamiento social. Es decir tanto la inteligencia a nivel intelectual como lo que se denomina la inteligencia emocional. También son importantes las comunicaciones ya sea a nivel de transporte como de en internet. Sin embargo he tenido la oportunidad de ver como se desarrollaba una gran empresa maderera en una pequeña población sin una infraestructura de comunicaciones suficiente. Ello aún cuando en esa empresa entraba un camión por minuto al día. Es decir se había conseguido superar las dificultades de esa falta de infraestructura. Que les complicasen las cosas no había significado que se impidiese su desarrollo.

            Habría que conseguir estimular la iniciativa emprendedora y que las capacidades de nuestros jóvenes se pudieran desarrollar en nuestra tierra. No hay sólo que esperar que las iniciativas lleguen de fuera. Hay que promover las capacidades propias.

            Podríamos decir que también las “querencias” a la tierrina es parte de la potencialidad. Todos podríamos decir proyectos sociales y económicos que se han desarrollado en base no tanto a motivaciones económicas como al cariño que un responsable de grupos empresariales ha podido sentir por su pueblo.

            El camino pasa por descubrir esas potencialidades, por confiar en ellas y también por facilitar los medios para que se puedan desarrollar. No puede ser que “siendo más”, destaquemos “mucho menos” . Y eso no ya por cuanto lo diga un leonés sino por cuanto lo pueda reconocer un organismo internacional. Por todo ello abogamos a que al menos de vez en cuanto veamos la botella medio llena.

miércoles, 20 de abril de 2022

LOS CISNES NEGROS.

 


         En el 2007 Nassim Taleb publica su libro “El Cisne negro” que  fue acogido con notable éxito. A mi particularmente me ha parecido muy interesante. Su tesis fundamental era que los acontecimientos que calificamos como extraordinarios forman parte de la normalidad. Uno de sus méritos ha sido trasladar esa idea a través de la imagen de “los cisnes negros”. Vendría a ser que aunque la mayoría de los cisnes son blancos, también hay que encuadrar dentro de la normalidad a “los cisnes negros”.

         En ese texto y trasladado al plano social “los cisnes negros” vendrían a significar acontecimientos negativos y perjudiciales para el bienestar social. Tal vez en ello se deja guiar por todo lo que en nuestra cultura ha venido a significar el color negro como signo de luto . Cuando surge la pandemia se asume como uno de esos cisnes negros que nos causan dolor pero que vistos desde una perspectiva histórica se pueden considerar que forman parte de una normalidad social. No era la primera vez que la humanidad ha sufrido una pandemia y con toda probabilidad tampoco será la última.

         Igual es que uno pasa por un momento pesimista, pero es que parece que últimamente “todos los cisnes son negros”. La excepcionalidad de acontecimientos negativos graves se ha convertido en algo que ha pasado a ser habitual. Primero fue la pandemia, luego un volcán (que estuvo mucho tiempo activo) y ahora la guerra de Ucrania. Ninguno es precisamente un “tema menor” y me llama la atención esa continuidad.

         Sabemos que existen “cisnes negros” pero también que “aparecen entre otros muchos cisnes blancos”. Hoy sin embargo, parece que lo que se considera excepcional son los “cisnes blancos”. Lo malo es que todo ello va minando el tejido económico y social. Los recursos son siempre limitados. Más allá de la demagogia será siempre complicado pedir que se recauden “menos impuestos” para dar “más servicios”.

         Son muchos los sectores y zonas geográficas afectadas. Se puede entender que hay que procurar atender unas necesidades básicas. Habrá que promover acciones de solidaridad ya sea con los refugiados de Ucrania, como con los que han perdido sus hogares como consecuencia del volcán.

         Voy a ser uno de los que apoyan la petición de Borrell para que ya sea a nivel individual o de comunidad se reduzca el gasto en el gas. Ha pedido bajar algo el termostato que mide la temperatura. Creo que más allá del tema concreto, está petición hay que enmarcarla en que la solución a los problemas nos corresponde afrontarla a todos y no es tarea exclusiva de los que tienen responsabilidades de gobierno.

         Es frecuente considerar que los medios públicos y las administraciones tienen unos poderes económicos prácticamente ilimitados que podrían cubrir cualquier demanda. Un cierto concepto de sociedad de bienestar estaría apoyado en esa cierta sensación de poder ilimitado. Hay una negación a admitir lo que nos supone esfuerzos o inconvenientes suplementarios. Todo ello aún cuando también hay grandes ejemplos de solidaridad social que hemos podido ver ante las diferentes desgracias.

         No es tanto que el medio social no sea generoso (que si creo que lo es) como que se enfrenten los grandes problemas como algo que nos compete a todos. Que no se espere a que la solución  venga desde las administraciones públicas.

         Es en los momentos de dificultad donde se hace especialmente necesario el conseguir liderazgos que favorezcan la unidad en los objetivos más allá de lo que puedan ser las diferencias ideológicas.

         En todos aquellos campos en los que se precisa la colaboración es necesario que la misma se haga desde la confianza. Hoy estamos en un medio político en el que resulta demasiado habitual el insulto. Podríamos decir que se tiende a primar derribar al rival político por encima de superar las dificultades. Podríamos decir que “se combate más a las personas que a las ideas". Por ello mismo se ha hecho habitual el insulto y la descalificación. La mentira también ha ganado protagonismo.

        

         Se nos dice que podemos estar ante un cambio en el orden mundial. Creo que esto es una posibilidad real. Por ello mismo hay que defender los valores de la cultura europea. Es importante el apoyo a una forma de vida basada en una organización democrática, en la libertad y en la defensa de la pluralidad. La uniformidad que ,tanto antes como ahora, se ha querido imponer en base a criterios religiosos o militares es contraria a nuestro modo de vida. La barbarie en demasiadas ocasiones se ha justificado en que “no hay más verdad que la mía” y por tanto hay que acabar con los “infieles”.

         Deben volver los cisnes blancos a nuestros estanques. Que los podamos disfrutar desde la tranquilidad y la libertad. Que nuestros hijos y nietos no tengan que ver más estas escenas de horror.